Busca un articulo

martes, 9 de agosto de 2016

Up y la historia de Edith Macefield


Up indudablemente ha sido una de las películas animadas que llegó a tocar el corazón de más de un millar de personas. Debido a que Carl el personaje principal, emprende un viaje algo fuera de lo común con el fin de cumplir una promesa de amor hecha a su amada Ellie; acompañado por el muy carismático Russell, quienes juntos viven grandes aventuras y a lo largo de la historia nos invitan a reflexionar sobre la importancia del amor y la amistad en nuestras vidas.




En fin, sin ponernos muy dramáticos, el artículo de hoy consta de una historia muy similar e incluso podría parecer que la película fue inspirada de este hecho.



En el año 2006, Edith Macefield de 86 años se rehusó a vender la casa a una cooperación que pretendía construir un centro comercial en el Centro Financiero de Seattle. Esta empresa necesitaba comprar el inmueble para llevar a cabo este proyecto, sin embargo, la señora Macefield se negó por completo incluso después de recibir la generosa oferta de 1 millón de dólares.  Al no poder convencerla, la organización encargada tuvo que llevar a cabo la construcción alrededor de la propiedad de Edith.


En la cinta Carl se hace amigo de Russel, y en la vida real Edith tomo como amigo a Barry Martin el encargado de la obra de construcción del centro comercial.

Al inicio su relación fue como la de dos simples vecinos, Barry asegurándose de que la señora Edith se encontrara bien y que las obras no le afectaran mucho en las actividades que ella llevaba a cabo durante el día. Y al pasar del tiempo ambos se hicieron grandes amigos, que compartían actividades juntos, él la acompañaba a la peluquería incluso la asistía en cosas más personales como llevarla al baño, limpiar la casa y hacer mandados para ella.



Desafortunadamente en el año 2008 Edith murió de cáncer dejando su casa a Barry, quien la vendió por un precio de $300, 000 dólares aproximadamente. Haciendo que las personas opinen que sólo se hizo amigo de la señora Macefield por dinero, lo cual el niega por completo.


 Por otra parte, la leyenda de Edith Macefield se ha mantenido viva por varios años, al grado de que los fanáticos de la película visitan la casa para dejar un globo en la cerca, como una forma de apoyo para que dicha construcción no sea derribada, haciendo que la casa siempre esté decorada con globos.




Como se mencionó al inicio, esta historia no tiene relación con la película, sin embargo, en el 2009 que se estrenó, Pixar consiguió que en la casa fueran colocados unos globos al estilo de Up para rendir un pequeño homenaje a la propietaria quien había fallecido un año antes.







En la actualidad, la casa aún permanece ahí, rodeada de globos haciendo que la leyenda se mantenga viva por algunos años más.

La única interrogante que me gustaría hacerles es:
Hoy en día, si recibieses una oferta de ese tipo por tu propiedad ¿la rechazarías?


Que tengas un excelente día.